Las compras realizadas a través de los enlaces podrían reportarnos comisiones por publicidad. ¿Por qué confiar?

¿Cómo empezar en el Método Curly? Pasos y guía de iniciación

Alejandra perfil

Si estás leyendo esto, es posible que ya hayas oído hablar de qué es el método curly y conozcas qué puede hacer por ti y por tus rizos.

Ahora bien, ¿Cómo empezar el método curly girl?

A priori parece que hay muchos tecnicismos y pasos dentro de la rutina que pueden llevar a confusión y equivocación. Y ninguna queremos castigar aun más a nuestro pelo, ¿verdad?

Es por este motivo que es importante seguir un orden y hacerlo bien, para que así los resultados y el antes y después se parezca mucho más al caso de éxito de alguna influencer de Instagram.

Así que, ¿Cómo podemos iniciarnos en él y transformar una maraña de pelo en una bellísima melena repleta de rizos brillantes y flexibles?

Las chicas del equipo y yo hemos querido recopilar en este paso a paso absolutamente todo lo que necesita saber para empezar con el método curly.

Todos los pasos que leerás en este artículo han sido probados en cabellos reales para ofrecerte la información más completa posible (y la que nos hubiera gustado tener a nosotras cuando empezamos).

¿Cómo empezar el Método Curly Girl? Primeros pasos

Antes de empezar con el paso a paso propiamente dicho del método Curly Girl, no está de más conocer sus fundamentos y bases, que van más allá de una rutina de lavado concreta.

Primeros pasos método curly

Veamos rápidamente cuáles son:

Elige champús sin sulfatos

Según Lorraine Massey, la estilista que creó el método en 2001, los sulfatos son los mayores enemigos del cabello rizado.

Este tipo de pelo ya de por sí tiende a la sequedad, por su estructura rizada. Los sulfatos, al eliminar la capa de hidratación natural del cuero cabelludo, solo agravan el problema.

Así que ya sabes, ¡bye, bye sulfatos!

Del mismo modo, el método tampoco permite el uso de productos con siliconas, ceras, aceites minerales, alcohol nocivo o perfumes sintéticos.

Despídete de secadores, planchas y rizadores

Después de los sulfatos, el calor es otro de los grandes enemigos del cabello rizado.

Según Lorraine Massey, el secado con herramientas de calor es igual que «freír» el cabello.

Por eso, el Método Curly Girl destierra totalmente el uso de planchas, secadores y rizadores a la vez que apuesta por el secado al aire, en la medida de lo posible.

Despídete de secadores, planchas y rizadores-método curly

No a cepillos y peines

El método recomienda el desenredado del cabello con los dedos, ya que con éstos palpamos mejor los enredos y tiramos de ellos siendo conscientes de la posible rotura que podemos generar.

Es así como, en lugar de romperlos, podemos deshacerlos con cuidado, algo que no puedes garantizar con el desenredado con cepillo.

Elimina o limita el tinte

Los tintes tradicionales suelen contener ingredientes perjudiciales para el cabello, como el amoníaco; por lo que lo mejor es prescindir de ellos.

Si decides seguir tiñéndote el cabello, después de cada tinte limpia tu cabello con un champú con sulfatos pero sin siliconas para eliminar cualquier residuo químico que haya podido quedar.

El Método Curly paso a paso: los 7 imprescindibles

¡Ahora sí!

Una vez aprendidas las bases del método, ya podemos empezar con la rutina paso a paso propiamente dicha, tanto de lavado como de cuidado y peinado del cabello.

PASO 1: El último lavado

antes de empezar en el Método Curly haz el Último lavado

Seguro que habrás oído hablar de lo que las curly girls llaman el “Último lavado”. Con este paso es con el que inicias tu rutina curly.

Se trata de lavar tu cabello con un champú con sulfatos, pero sin siliconas, con el objetivo de eliminar la acumulación de siliconas y demás químicos que hay en tu cabello.

Consejo: si tu cabello es seco y tiende a la deshidratación, después del último lavado es conveniente que utilices una mascarilla de hidratación profunda para sellar la humedad.

Una vez hecho el último lavado, lo siguiente ya formará parte de la rutina del Método Curly Girl y habrás entrado en la etapa de transición.

PASO 2: Low Poo, El lavado del método curly

Después del último lavado cada vez que laves tu cabello deberás hacerlo con un champú low poo apto por el método, es decir: sin sulfatos, parabenos, siliconas ni demás químicos.

La frecuencia de lavado dependerá sobre todo de tu tipo de cabello.

El método recomienda espaciarlo lo máximo que puedas y lavarlo solo entre 1 y 2 veces a la semana, con el objetivo de retener al máximo el manto de hidratación natural del cuero cabelludo.

Escucha tu cabello y determina tu propio ritmo.

PASO 3: El lavado co-wash

empezar en el Método Curly PASO 3 El lavado co-wash

El co-wash es uno de los pasos clave del Método Curly Girl, que se refiere al lavado del cabello con acondicionador.

¿Lavar con acondicionador, en serio? Pues sí, aunque cueste creerlo.

El co-wash hace que se mantenga intacta la barrera de hidratación natural del cuero cabelludo, que evita la deshidratación del cabello rizado.

Para ello, humedece el cabello y aplica el acondicionador. Masajea bien y reparte el producto de 3 a 5 minutos. De este modo te aseguras de eliminar la suciedad y residuos de sudor del cabello.

Consejo: mientras actúa, aprovecha para desenredar el cabello con tus dedos, localizando los nudos o enredos que puedas encontrar.

Recuerda que el método aconseja no desenredar nunca en seco los rizos para no deshacerlos. Finalmente, aclara tu acondicionador con agua fría o tibia.

Lo ideal es que alternes el lavado con champú con el co-wash con acondicionador, de manera que preserves al máximo la hidratación.

PASO 4: Hidratación profunda

La hidratación es la clave del Método Curly, así que 1 vez a la semana debes realizar un tratamiento de hidratación profunda o de proteínas para mantener el manto hidrolipídico.

Mascarilla de hidratación profunda

PASO 4: Hidratación profunda

Una vez a la semana aplicarás una mascarilla de hidratación profunda o bien de proteínas, en caso de que tu cabello esté muy dañado y necesites un tratamiento más reconstructor.

Aplica sobre el cabello húmedo después del lavado, déjala actuar desde 30 minutos y hasta 2 horas, idealmente con el cabello cubierto para que actúen mejor los beneficios del producto.

STC (Squish To Condish)

El Squish To Condish es la técnica de hidratar el cabello con un acondicionador apto para el método y realizando movimiento de ahuecamiento con los dedos para definir el rizo.

Consejo: el STC es ideal que lo hagas cada vez que te laves el pelo, ya sea con champú low poo o con co-wash

Con el cabello empapado de agua debes aplicar un acondicionador apto, sin sulfatos ni siliconas, y realizar movimientos «mulli mulli» con los dedos para definir el rizo.

Después, aclara el acondicionar con agua fría o tibia.

La técnica STC es uno de los pasos más valorados por las Curly Girls y, según ellas, el que más marca diferencia del método.

PASO 5: Definir los rizos

empezar en el método curly PASO 5: Definir los rizos

Una vez lavado el cabello, llega el momento de aplicar tus productos de definición: leave-in, ceras, sprays, geles; los que tú decidas según tu tipo de cabello y necesidades.

El primer paso de definición es retirar el exceso de humedad con una toalla de microfibra, envolviendo el cabello entre 15 minutos y media hora para retirar al máximo el agua del lavado.

Luego, aplica el producto leave-in o acondicionador sin aclarado, ya que te aportará un extra de hidratación antes de aplicar los productos de definición.

Ahora ya puedes aplicar tu potenciador de rizos, crema definidora o espuma: los que uses normalmente para definir tus rizos.

De nuevo, realiza movimientos con los dedos para definir el rizo, parecidos a los que realizas en el paso STC.

PASO 6: El secado de los rizos

Como el método rehuye completamente de secadores, lo ideal es dejar secar tu cabello al aire.

Si es invierno o si no quieres renunciar al secador, puedes utilizar un difusor en frío, a temperatura baja o media y no usarlo por un tiempo superior a 20 minutos.

Te puede interesar: Guía de los mejores secadores con difusor

PASO 7: Romper el CAST

¿Qué es el CAST?

¿Nunca has notado ese efecto acartonado que los geles y espumas de definición dejan en tus rizos? Pues eso es el CAST.

Como no queremos un acabado crujiente sino unos rizos suaves y volátiles como los de las influencers, el Método Curly también incluye un paso para romper el CAST.

Para eliminarlo, simplemente aplica la técnica Scrunch Out The Crunch, que consiste en pasar los dedos por el cabello como amasándolo, elevando cada mechón desde las puntas hacia arriba.

¿Cómo sé qué necesita mi cabello rizado antes de empezar el método?

qué necesita mi cabello rizado antes de empezar el método curly

Los cabellos rizados no son todos iguales, cada rizo tiene un tipo de forma, grosor y densidad diferente.

Concretamente, el Método Curly Girl divide los rizos en tres tipos: ondulado (tipo 2), rizado (tipo 3) y muy rizado (tipo 4).

Conocer tu tipo de rizo, porosidad y elasticidad te permitirá ajustar los productos de la rutina a tu cabello, de manera que logres el mejor resultado en la salud y belleza de tus rizos.

Conoce tu tipo de rizo

1. Cabello ondulado – Tipo 2

El cabello ondulado tipo 2 suele tener ondas en forma de S y ser más rizado de medios a puntas que en las raíces.

Los cabellos ondulados suelen tener tendencia al encrespamiento y a la pérdida de definición.

Dentro de clasificación de cabellos ondulados, existen 3 subtipos:

  1. Cabello ondulado 2A: las raíces son lisas y se ondula de medios a puntas, generalmente sin llegar a lograr la forma de S.
  2. Cabello ondulado 2B: las ondas son más marcadas y presenta más volumen, pero tiene tendencia al encrespamiento.
  3. Cabello ondulado 2C: la forma de S de la onda es más marcada e incluso algunas llegan a tener forma en espiral. Tiene más volumen y tendencia a encresparse.

Los cabellos ondulados necesitan productos ligeros que no aporten mucho peso ni pierdan su definición.

Lo ideal es evitar los aceites muy pesados y limitar el uso del leave-in antes de aplicar el producto de definición.

2. Cabello rizado – Tipo 3

Cabello rizado Tipo 3 método curly

El tipo 3 es un cabello rizado con rizos definidos. Las personas con cabello tipo 3 es posible que tengan una mezcla de rizos de los 3 subtipos de cabello rizado:

  1. Cabello rizado 3A: son rizos en forma de S, muy definidos y elásticos. Es un cabello con tendencia al encrespamiento y a perder definición.
  2. Cabello rizado 3B: es un cabello con bastante volumen y con un rizo más prieto que el anterior.
  3. Cabello rizado 3C: de los tres es el que presenta un rizo más compactado y definido.

Los cabellos rizados necesitan que mantengas al máximo la hidratación, por lo que es clave el co-wash y el acondicionador Leave-in para hidratar.

También es interesante alternar mascarillas de hidratación profunda con mascarillas de proteína para mantener al máximo la hidratación.

3. Cabello muy rizado – Tipo 4

El cabello tipo 4 presenta rizos muy prietos y pequeños, prácticamente afro. Es un cabello con mucho volumen y que tiene bastante a la deshidratación.

Los 3 subtipos de cabello muy rizado tipo 4 son:

  1. Cabello muy rizado 4A: presenta un rizo muy pegado a la cabeza, además de un tipo de cabello fino y poroso.
  2. Cabello muy rizado 4B: los rizos son en forma de Z, cuya textura suele ser densa y áspera.
  3. Cabello muy rizado 4C: es el más rizado de los tres, pero también el que tiene menos definición.

Como los cabellos muy rizados tienden bastante a la deshidratación, es importante seguir una rutina co-wash, realizar tratamientos de hidratación profunda semanales y recurrir a aceites y mantecas que sellen el manto hidrolipídico del cabello.

La elasticidad del cabello

La elasticidad del cabello para empezar el método curly

La elasticidad de tu cabello será la que determinará si debes utilizar productos con proteínas o no.

Para medir la elasticidad, arranca un pelo y estira el rizo para observar la velocidad con la que vuelve a su forma natural. Si no se recupera rápidamente, tu cabello necesita un extra de hidratación que podrás suplir con los tratamientos de proteínas.

La porosidad de tu cabello

La porosidad determina en qué grado tu cabello absorbe y retiene la humedad y, por consiguiente, la hidratación.

Para medirla comprueba cuánto tarda tu cabello en secarse después del lavado. ¿Mucho o poco?

Si tu pelo se seca rápidamente es que no absorbe la humedad, por lo que necesitas texturas de producto más ricas y densas.

Acerca de la autora

alejandra

Alejandra es una apasionada del cuidado del cabello femenino. Lleva más de 5 años probando todo tipo de productos y rutinas y estando al día de todas las novedades del sector. En este blog comparte todo su conocimiento y pasión para ayudar a mujeres que, como ella, desean tener un pelo bonito, sano y fuerte.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *