Las compras realizadas a través de los enlaces podrían reportarnos comisiones por publicidad. ¿Por qué confiar?

¿Es posible aplicar el Método Curly para pelo graso? Guía, consejos y recomendaciones

Alejandra perfil

Si has llegado hasta aquí es porque eres de esas chicas rizadas que se pregunta si es posible aplicar el Método Curly para pelo graso, si tienes dudas de que los mandamientos del Método Curly Girl vayan a funcionar en tu rutina, continúa leyendo.

Las chicas rizadas con el cabello graso, aunque son pocas, también existen.

Y estoy segura de que ya has pasado por mil productos y mil maneras de lavarte el pelo así como consejos de amigas, influencers y peluqueros.

Pero por más que lo intentas, no hay manera de regular el sebo de tu cabello y de que tus rizos luzcan sueltos, sanos, brillantes y flexibles.

En lugar de eso, tu cabello es una maraña indomable y encima, con raíces de aspecto aceitoso.

Por suerte, estás en manos de las chicas adecuadas.

En este artículo voy a demostrarte que es posible aplicar con éxito el método curly en cabellos grasos, solo tienes que adaptarlo y seguir nuestros consejos.

Cómo elegir los productos del Método Curly para cabello graso

Cómo elegir los productos del Método Curly para cabello graso

La clave para que el Método Curly tenga éxito en el cabello graso está en saber elegir bien los productos que vas a usar en tu rutina.

Ten en cuenta que, cuanto más indicado sea el producto en cuestión para cabello rizado, más denso, untuoso y nutritivo será.

Esto es porque, generalmente, el principal problema de los cabellos rizados es la falta de hidratación.

Te puede interesar: ¿Cómo hidratar el pelo rizado?

Debido al propio patrón de forma del cabello rizado, la capa natural de hidratación del cuero cabelludo tarda mucho en hidratar todo el conjunto del cabello.

Es precisamente con los productos capilares que debe suplirse esa falta natural de agua.

Pero este tipo de productos pueden generar aún más sensación de grasa en los cabellos grasos, que requieren un cuidado con texturas purificantes y más refrescantes.

Consejo: prueba qué productos van mejor para no aportar más residuo a tu cabello, pero por mi experiencia personal te recomiendo las texturas orientadas a cabellos ondulados, que son más ligeras para evitar la acumulación de residuo.

Lo mismo con los productos de peinado, activadores de rizos y resto de productos de styling: cuanto más cantidad de agua tengan en su fórmula y menos de aceite, menos grasiento te dejarán el cabello.

Así que fíjate siempre que el agua sea el ingrediente principal en todos los productos que vayas a usar para seguir el método.

Rutina paso a paso del método curly girl para pelo graso

1. El lavado con champú

Rutina paso a paso del método curly girl para pelo graso

En primer lugar, debes lavar tu cabello con un champú sin sulfatos Low-Poo espaciando lo máximo que puedas los lavados.

Ten paciencia y adáptate al nuevo champú poco a poco.

Consejo: como al principio tu cabello tenderá a acumular residuos (como sudciedad, grasa, etc) te recomiendo que uses un champú clarificante (con sulfatos pero sin siliconas) cada 15 días o 1 vez al mes.

Éste te ayudará a mantener el cuero cabelludo y el cabello limpios y libres de impurezas.

Además, para evitar el exceso de producción sebácea es importante que te laves el cabello con agua fría o tibia, en caso de que no la resistas muy fría.

A la hora de aplicar el champú hazlo solo en las raíces y masajea bien en el cuero cabelludo, de manera que la acción purificante actúe en su piel para que genere menos cantidad de grasa.

Te puede interesar: Cómo lavar el pelo graso correctamente

2. Hidrata con el acondicionador

¿Debo renunciar al acondicionador en mi rutina curly para cabello graso?

¡Claro que no! Solo debes elegir un producto con base agua para que sea lo más ligero posible y no agrave el problema de grasa de tu melena.

Hidrata el pelo graso con el acondicionador

Si ves que este paso no te acaba de convencer y sientes tu cabello aún graso y pesado, opta por hidratar con un acondicionador leave-in o sin aclarado. Te dejará el cabello más suelto y con menos posibilidad de residuo.

3. El Cowash o lavado con acondicionador

Para espaciar al máximo el lavado con champú, el lavado con acondicionador te ayudará a mantener la hidratación del cabello.

Elige un producto lo más ligero posible y prueba cuántas veces a la semana resiste tu cabello el co-wash sin que se acumulen residuos.

En muchos casos, este paso no es aliado de los cabellos grasos, ya que hace que el cabello se vea aún más grasiento.

Si ves que no es para ti, suprímelo de tu rutina y usa el acondicionador solo para hidratar después del champú.

Te puede interesar: ¿Qué es el método cowash?

4. El peinado y definición de los rizos

Elige productos de peinado y definición de rizos que no aporten peso a tus ondas, nuevamente, con base agua si puede ser.

Consejo: lo importante es que evites las texturas más densas, como las cremas de peinado o los custards, que harían que tu cabello se viera graso y apelmazado.

Además, es importante que recuerdes evitar tocar tu pelo durante el día, así estarás evitando también la acumulación de residuos de suciedad que puedan pasar de las manos a tu cabello.

Consejos para seguir con éxito el método curly en cabellos grasos

1. Pásate ya al champú sin sulfatos

Consejos para seguir con éxito el método curly en cabellos grasos

¿Los champús sin sulfatos aptos en el Método Curly Girl funcionan en el cabello graso?

A veces, tendemos a pensar que como los sulfatos son los agentes detergentes encargados de hacer la espuma, los champús que no los llevan no limpian 100% el pelo graso.

Craso error.

Los champús tradicionales, es decir, con sulfatos, no solo eliminan el exceso de grasa que provoca el aspecto sucio del pelo graso sino también los aceites naturales que genera el cuero cabelludo para hidratar la piel y el cabello.

Por consiguiente, cuando lavas el cabello graso con champús con sulfatos, el problema no hace más que empeorar..

Cuantos menos hidratación tiene el cuero cabelludo, más grasa fabrican las glándulas sebáceas para compensar la deshidratación.

Así que pásate al champú sin sulfatos pero, eso sí, no vale cualquiera.

Consejo: te recomiendo que elijas fórmulas con agentes específicos para refrescar, calmar y reparar el desequilibrio de exceso de sebo del cabello graso.

Una excelente opción es el Champú para cabello graso de O’Herbal, libre de sulfatos y siliconas y con ingredientes de origen ecológico.

En el contenido de su fórmula lleva extractos de menta, que te ayudarán a limpiar el cabello más profundamente y a poder espaciar su aplicación.

2. Espacia los lavados poco a poco

Espacia los lavados del pelo graso poco a poco

El principal problema de las personas con el cabello graso que se pasan al Método Curly es que pasan de lavarse el cabello a diario con un champú tradicional a hacerlo 2 veces a la semana, como recomienda el método, con un champú sin sulfatos.

Pero el cabello no se adapta tan rápidamente al cambio en la rutina de lavado, por lo que si te lo lavas a diario y de repente pasas a hacerlo 2 veces a la semana, tu cabello se seguirá viendo sucio.

Dale su tiempo para que pueda adaptarse poco a poco a la rutina. Si te lavas el cabello a diario, sigue haciéndolo con el champú low poo al menos durante la primera semana.

A la siguiente, reduce un día de lavado y ve probando así sucesivamente hasta que conseguir reducir los lavados a 1 o 2 por semana.

3. Comprueba si el co-wash es para ti

Antes de correr a comprar tu acondicionador especial para el lavado del cabello y usarlo en el co-wash, uno de los pasos del Método Curly más conocidos, comprueba si éste se adapta a tu tipo de cabello graso.

Porque, si bien no por el simple hecho de que un cabello sea graso debe renunciar al co-wash, sí es cierto que en muchas ocasiones este paso genera acumulación de residuos en este tipo de cabello.

Pero cada cabello es un mundo, así que lo mejor es que pruebes si el co-wash es para ti o no.

Comprueba si el co-wash es para ti

Sobre todo, una cosa sí debes tener clara. Para evitar que el colavado te engrase aún más tu pelo, nunca lo apliques en la raíz, siempre de medios a puntas.

4. Incorpora aceites esenciales a tu rutina

Si bien es cierto que te recomiendo incorporar a tu rutina productos sin sulfatos, siliconas ni parabenos específicos para cabello graso, a la hora de la verdad en el mercado no hay muchas opciones que cumplan estas características.

Pero tranquila, ¡porque puedes crear tú misma las propiedades astringentes a tu champú!

Añade a tu carrito de la compra curly aceites esenciales con propiedades astringentes y reguladoras del sebo, como el de menta, el de limón o el de lavanda, que te ayudarán a regular el exceso de grasa.

5. Exfolia periódicamente tu cuero cabelludo

La exfoliación es el gesto que te ayudará a eliminar los residuos que se acumulan en el cuero cabelludo graso, como la grasa y las células de piel muerta.

Incorporando 1 vez a la semana una exfoliación a tu rutina curly mantendrás perfectamente el equilibrio de la piel del cuero cabelludo y mantendrás a raya el exceso de grasa.

Exfoliante capilar casero de aloe vera y azúcar

Si no encuentras un exfoliante en el mercado para tu tipo de cabello graso, te comparto una receta muy efectiva que a mí me funciona mucho para regular el exceso de grasa.

Exfoliante capilar casero de aloe vera y azúcar para pelo graso

El aloe vera y la miel aportan nutrición e hidratación, a la vez que el azúcar te ayudará a eliminar los restos de grasa, suciedad y células muertas.

Además, la receta también incluye aceites esenciales puros que aportarán una acción astringente al resultado.

Aplícalo semanalmente y verás cómo podrás mantener a raya el exceso de sebo.

Ingredientes:

  • 1 cucharada de gel de Aloe Vera
  • 1 cucharada de miel
  • 1/2 taza de azúcar
  • 5 gotas de aceite esencial de Árbol del té
  • 5 gotas de Aceite esencial de Romero

Preparación y aplicación:

  1. Mezcla el aloe vera y la miel hasta que obtengas una mezcla homogénea.
  2. Añade 5 gotas de cada aceite esencial y remueve para que se integren en la mezcla.
  3. Finalmente, añade el azúcar hasta crear una pasta densa.
  4. Aplícalo en el cabello húmedo y realiza movimientos circulares con las yemas de tus dedos. Esto realizará una intensa acción limpiadora y purificante de la piel del cuero cabelludo.
  5. Deja actuar unos 2 o 3 minutos, para que las propiedades de los aceites esenciales penetren bien en la piel y el cabello.
  6. Aclara bien con agua fría o tibia hasta que no quede ningún resto de exfoliante en tu cabello. Hazlo suavemente con los dedos, de manera que evites que los restos de producto se enreden en el cabello y evites también al rotura.
  7. Finalmente, lava tu cabello con tu champú habitual.

Acerca de la autora

alejandra

Alejandra es una apasionada del cuidado del cabello femenino. Lleva más de 5 años probando todo tipo de productos y rutinas y estando al día de todas las novedades del sector. En este blog comparte todo su conocimiento y pasión para ayudar a mujeres que, como ella, desean tener un pelo bonito, sano y fuerte.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *