Las compras realizadas a través de los enlaces podrían reportarnos comisiones por publicidad. ¿Por qué confiar?

¿Cómo secar el pelo sin secador? Métodos y consejos

Alejandra perfil

Aunque hasta ahora muchas de nosotras hayamos sido unas incondicionales del secador, es cierto que cada vez más estamos más preocupadas por la salud de nuestro pelo.

Y no hay nada mejor para el cuidado de tu pelo que dejarlo secar sin secador, al aire. Lo confirman los mejores peluqueros y estilistas; y es lo mejor que puedes hacer por tu melena.

Además de que el acabado del peinado secado al aire siempre es más natural y esponjoso que con secador . Y ni qué decir que con las planchas.

Entonces, si todo son ventajas al secar el pelo sin secador, ¿por qué seguimos recurriendo irremediablemente a él?

Pues porque el principal contratiempo del secado al aire es la gran cantidad de tiempo que requiere.

Por eso, en este artículo recopilamos los mejores consejos y trucos para lograr secar el pelo sin secador en menos tiempo y, sobre todo, con un acabado bonito y natural.

Los mejores métodos para secar el pelo sin secador

Lávate el pelo por la noche

Lávate el pelo por la noche

Cada vez son más las adeptas de lavarse el pelo por la noche para dejarlo secar antes de dormir y evitar tener que usar el secador.

Consejo: lávalo antes de terminar tus tareas nocturnas y envuélvelo en una camiseta vieja de algodón mientras las terminas, verás que al secarse está mucho más definido y con volumen natural.

No te saltes el acondicionador

El acondicionador no es solo el paso hidratante de tu melena, también te ayuda a reducir el tiempo de secado al aire.

Gracias a la fórmula humectante de los acondicionares, estos productos envuelven el cabello en una especie de película invisible que repele la humedad.

Consejo: escurre bien el agua de tu cabello antes de hacerlo, de manera que el acondicionador penetre mejor en la hebra capilar y te ayude más a reducir el tiempo de secado.

Escurre bien el cabello antes de salir de la ducha

El gran error que cometemos la mayoría de mujeres es salir de la ducha con el pelo chorreando y, seguidamente, frotarlo con una toalla: esto solo hará que la hebra capilar se quiebre y se rompa.

Lo ideal es que escurras tu cabello de manera delicada antes de salir de la ducha. Ese gesto sencillo es fundamental a la hora de secar el pelo sin secadora, pues con con él podrás eliminar hasta un 50% de agua de tu cabello.

Destierra las toallas de algodón

Escurre el cabello antes de salir de la ducha

El clásico gesto de salir de la ducha y frotar enérgicamente tu cabello con una toalla de algodón es lo peor que puedes hacer para la salud de tu melena.

Además, las fibras de algodón no absorben demasiado bien la humedad.

En vez de frotar y de usar una toalla de algodón, lo ideal es envolver el pelo con una toalla de microfibra a modo de turbante y dejar que absorba toda la humedad.

Deja el turbante 20 minutos mejor que 5

Si puedes, deja actuar la toalla de microfibra a modo de turbante entre 15 o 20 minutos, lo ideal para absorber la mayor cantidad de agua posible.

Un truco muy útil para aprovechar este tiempo de secado y que pase más rápido es vestirte, arreglarte, maquillar o desayunar con el turbante puesto; tu pelo lo agradecerá.

O seca con papel de cocina

Si no tienes toalla de microfibra, algunos expertos recomiendan secar tu melena con un producto que seguro que tienes en casa: papel de cocina.

Seca bien si frotar, como acariciando el pelo: reducirás la cantidad de humedad y evitarás el frizz.

Al secar con toalla, enfócate en las raíces

Al secar con toalla, enfócate en las raíces

Cuando dejamos secar nuestro cabello al aire, las puntas siempre se secan antes que las raíces, que muchas veces pueden quedar sin volumen y pegadas al cuero cabelludo.

Evita este efecto eliminando la mayor cantidad de agua posible de las raíces. Seca varias veces con la toalla en las raíces y luego péinalas.

A continuación, inclina la cabeza hacia abajo y pasa tus dedos por las raíces para eliminar la humedad y despegarlas del cuero cabelludo.

De este modo, también estás potenciando la entrada del mayor flujo de aire posible en la zona para que tus raíces se sequen más rápido.

Desenreda con un cepillo de microfibra

De nuevo, la microfibra; una de las grandes aliadas para el secado al aire.

Los cepillos con púas de microfibra ayudan a absorber los posibles restos de humedad adicional del cabello. Úsalos para eliminar el máximo posible de agua que puedas.

Consejo: entre cepillado y cepillado, sacude tu cabello para permitir que el aire natural del ambiente penetre en las hebras de tu melena.

Cuidado con aplicar aceites o productos de styling con alcohol

Los aceites capilares son grandes amigos de la suavidad y la salud del cabello, pero no son la mejor opción si lo que queremos es reducir el tiempo de secado al aire.

Aplicar este tipo de productos cuando el cabello se está secando hará que el secado sea aún más largo.

Cuidado con aplicar aceites

Lo mismo ocurre con los sprays desenredantes o de styling a base de alcohol que también aumentarán el tiempo de secado (además de resecar la cutícula).

Así que si quieres usar un producto de styling que te ayude a dar forma a tu pelo mientras se seca al aire asegúrate bien de que escoges el correcto, pues una mala elección solo alargará aún más el proceso.

Hazte con productos que aceleren el secado

El mercado de la peluquería cada vez nos sorprende con productos más inteligentes y novedosos para facilitarnos la vida.

Prueba de ello son los productos específicamente creados para acelerar el secado al aire, que se presentan en formato crema para aplicar sobre el cabello húmedo.

Existen en fórmulas diferentes según el tipo de cabello pero su función y tecnología son siempre las mismas. Lograr acortar los tiempos de secado si decides prescindir del secador.

El masaje es fundamental

Tanto si aplicas productos de peinado como si no, es fundamental que masajees bien el cabello después de desenredar. Pon la cabeza boca abajo y masajea bien tu cuero cabelludo y tu cabello.

Gracias a este paso conseguirás definir tu melena y darle el cuerpo necesario para que, cuando el cabello esté seco, queda suave y esponjoso.

Dicho de otro modo: con este paso evitarás un cabello sin control y repleto de encrespamiento.

El masaje en el cuero cabelludo también es súper beneficioso para estimular la circulación sanguínea de la zona y que el cabello crezca más rápido, así como más fuerte y sano.

Ten en cuenta tu tipo de pelo en todo momento

Una vez realizados los pasos del lavado, la toalla, el masaje y los productos de stying, debes tener muy en cuenta qué paso realizar según tu tipo de pelo.

Igual que todos los cabellos no requieren las mismas necesidades, tampoco necesitan el mismo tipo de secado al aire.

 tu tipo de pelo

Si tienes el pelo largo y lacio

Puedes probar hacerte 4 trenzas, dos a los lados y dos hacia atrás y dormir con ellas. Por la mañana, suelta las trenzas y verás como tu cabello sin forma está lleno de movimiento y de textura.

Si tienes el pelo corto

Después de secar el pelo con la toalla, rocía un poco de acondicionador sin aclarado en spray y peina como más te guste. Déjalo secar y ¡ya lo tienes!

Si tienes el pelo rizado u ondulado

Cuando apliques tu producto de styling especial para rizos con el cabello húmedo, hazlo seccionando tu cabello en mechones y enrollando cada mechón en uno de tus dedos.

De este modo le estás “diciendo” al cabello que quieres marcar la forma de tus rizos (casi casi del mismo modo que lo harías con un difusor si estuviéramos usando secador).

Una vez hecho esto, déjalo secar de manera natural.

Te puede interesar: ¿Cómo secar el pelo rizado?

Si tu cabello es muy fino

Si tu cabello es muy fino

Aplica un producto específico para dar volumen al cabello después de la toalla y repártelo bien con los dedos, de manera que des forma a la melena.

Si quieres, también puedes probar el método de las 4 trenzas, que puede darte muy buenos resultados.

El peinado para secar tu pelo

¿Sabías que existe un tipo de peinado ideal si quieres secar tu pelo al aire?

Este te ayudará a darle forma y, sobre todo, a domarlo si es rebelde, evitando también el frizz. El truco es tan fácil como dividir tu cabello húmedo en varios mechones.

Una vez hecho esto, enrolla cada mechón dos veces en sí mismo, como si fuera un cordel, y sujétalo con una horquilla. Haz lo mismo con todos los mechones restantes y deja secar al aire.

Una vez seco, ponte boca abajo y deshaz todos los mechones. Aplica un sérum como toque final de peinado y ¡listo! Pelo seco, disciplinado y con forma.

Si no hace frío, déjalo secar al aire libre

En los meses de buen tiempo, en los que puedas andar con el cabello húmedo sin riesgo de coger una pulmonía, es ideal salir al aire libre para que el cabello termine de secarse de manera natural.

Si hace calorcito y el tiempo te lo permite, sal y haz tus tareas cotidianas mientras el cabello se va secando; la brisa y el calor natural pueden hacer auténticas maravillas por tu pelo.

Si no hace frío, déjalo secar al aire libre

Túmbate un rato al sol

Y si tienes tiempo también es una idea genial tumbarte al sol para esperar que tu pelo termine de secarse.

De esta manera, no solo aceleras el proceso de secado, sino que también recargas tu organismo de la tan necesaria vitamina D.

Eso sí, recuerda de utilizar un protector solar, no solo en la piel, sino también en el cabello. Tu pelo también necesita protección.

Acerca de la autora

alejandra

Alejandra es una apasionada del cuidado del cabello femenino. Lleva más de 5 años probando todo tipo de productos y rutinas y estando al día de todas las novedades del sector. En este blog comparte todo su conocimiento y pasión para ayudar a mujeres que, como ella, desean tener un pelo bonito, sano y fuerte.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *