Las compras realizadas a través de los enlaces podrían reportarnos comisiones por publicidad. ¿Por qué confiar?

¿Cómo planchar el pelo rizado? Claves y explicación paso a paso

Alejandra perfil

Saber alisar el pelo rizado sin dañarlo es toda una ciencia y pocas mujeres realmente saben cómo hacerlo adecuadamente.

En ciertas ocasiones, las chicas que tenemos el pelo rizado queremos cambiar nuestro look y lucir una melena lisa y sedosa. Pero para conseguirlo, es inevitable utilizar alguna herramienta de calor.

Y ya sabemos cómo se llevan el calor y el pelo rizado…

Si los aparatos de calor no se utilizan de forma adecuada, pueden terminar resecando el cabello y hacer que parezca un estropajo.

Por ello, a continuación, te mostraré paso a paso a paso cómo alisar el pelo rizado y cuál es la forma correcta de utilizar las planchas y los secadores si tienes este tipo de cabello por naturaleza.

Pero antes de comenzar con el artículo, vamos a ver cómo podemos preparar correctamente el cabello antes de plancharlo.

Cómo lavar el cabello rizado antes del alisado

Antes de proceder con el lavado del cabello, utiliza un peine de púas anchas para desenredar el pelo y eliminar los posibles enredos, que son el mayor enemigo del planchado en cabellos rizados.

Después, ya podrás proceder con el lavado del cabello siguiendo estos pasos:

1. Utiliza productos sin sulfatos

lavar el cabello rizadoPara un cuidado máximo es importante que laves tus rizos con champús y acondicionadores sin sulfatos ni parabenos.

Estos ingredientes le quitan humedad al cabello y suelen dejarlo seco y sin brillo. Mientas que el uso de productos suavizantes le aportará más humedad a tus rizos y mantendrá con vida el alisado.

Después de lavarlo con el champú, aplica un acondicionador de medios a puntas y deja actuar durante unos 5 minutos.

Consejo: desenreda otra vez con un peine de púas anchas mientras el cabello aún está mojado, así evitarás el efecto frizz.

2. Aclara con agua fría

El agua caliente abre la cutícula y contribuye a resecar el cabello. Lo mejor en este caso es aclarar el acondicionador con agua fría para cerrar la cutícula y prevenir cualquier daño.

Asegúrate de enjuagar muy bien el pelo y no dejar restos de producto. De lo contrario, se verá graso y opaco cuando lo alises.

3. Seca con una toalla de microfibra

Finalmente, elimina el exceso de agua con una toalla de microfibra. Son recomendables para secar el pelo por su alta capacidad de absorción. No necesitas frotar demasiado para poder secar el pelo, lo que representa una menor agresión a la fibra capilar.

Envuelve tu pelo por secciones en la toalla y seca cada mechón con un ligero movimiento hacia abajo. Así reducirás el frizz y como resultado el alisado se verá más natural.

Seca con una toalla de microfibra

Utiliza un buen secador de pelo

Lo más recomendable es secar el cabello antes de plancharlo, de lo contrario, el calor de plancha podría penetrar en la cutícula del pelo y quemarlo. Esto haría que el cabello se vea deshidratado y sin vida.

En este sentido, los secadores de pelo son una excelente opción para acelerar el proceso de secado y mejorar el alisado, aunque no todos son adecuados. Asegúrate de utilizar el secador de pelo adecuado.

Ten en cuenta los siguientes trucos y consejos para obtener un mejor resultado.

1. Aplica un protector térmico

Antes de comenzar a secar el cabello es importante que apliques un protector térmico. Su función es crear una capa protectora que recubra el cabello y lo proteja de las altas temperaturas.

Además, sus componentes humectantes retienen el agua y mantienen la elasticidad del cabello al mismo tiempo que brindan un mayor cuidado y protección.

Elige protectores para el cabello que hayan sido fabricados por una empresa reconocida. Aplícalo de medios a puntas para que tu melena se vea más sedosa y brillante.

Aplica un protector térmico

2. Divide el cabello en secciones

Para alisar el pelo rizado es necesario que lo dividas en diferentes secciones. El número de partes dependerá de la cantidad y el volumen de cabello de cada persona.

Puedes comenzar dividiéndolo en 4 partes. Con la ayuda de un peine, hazte una línea desde la frente hasta la nuca y otra de oreja a oreja. Sujeta cada sección con la ayuda de unas horquillas o pinzas. Después, puedes dividir el cabello en más secciones si es necesario.

3. Usa un cepillo redondo y una boquilla estrecha

Utiliza un cepillo redondo que favorezca el brillo y la sedosidad del cabello. Los mejores son los de cerdas naturales de jabalí o los de fibras sintétias de nailon. Evita los de plástico porque tienden a quebrar el pelo y favorecen el encrespamiento.

Acopla una boquilla estrecha y comienza a estirar cada uno de los mechones. Coloca el cepillo debajo de cada sección y estira desde la raíz hasta las puntas, al mismo tiempo que mueves el secador de arriba abajo.

4. Pasa el secador a temperatura baja

Evita que el secador tenga contacto directo con los mechones de pelo, lo mejor es que lo alejes unos 20 cm para que el calor no deshidrate el pelo.

Consejo: Según tu tipo de cabello, utiliza una mayor o menor temperatura, la adecuada para proteger tu cabello. Si el secador tiene botón de aire frío, podrás fijar de mejor forma el peinado y gozar de un mayor cuidado y protección.

Si no vas a utilizar la plancha puedes aplicar un suero o aceite suavizante en la capa superior y en las puntas del cabello. Aplica con los dedos y con movimientos hacia abajo para un efecto más liso.

Pasa el secador a temperatura baja

Pasa la plancha para minimizar el exceso de volumen

El último paso para alisar el pelo rizado es pasar la plancha, especialmente si notas que tu melena queda con demasiado volumen. Para conseguir un acabado natural, pon en práctica cada uno de estos consejos.

1. Usa una plancha de calidad

Para alisar el pelo rizado es mejor utilizar las planchas con función de vapor o nanotecnología, como las que usan en la peluquería y salones de belleza.

Esta tecnología retiene la humedad y distribuye el calor de manera homogénea, sin necesidad de dar muchas pasadas y, aunque su precio suele ser más elevado, vale la pena si quieres un alisado natural y libre de daños.

Además, elige las que tengan placas de titanio o cerámica y que cuenten con un indicador de temperatura digital que se adapte a tu tipo de cabello.

Te puede interesar: ¿cuáles son las mejores planchas para rizar el pelo?

2. Ajusta la temperatura de la plancha

Comienza con una temperatura aproximada de 120°. Prueba en un mechón de pelo y si lo necesitas sube un poco más. Eso sí, trata de no superar los 250°.

El nivel final de la temperatura dependerá de los diferentes tipos de cabellos: los más débiles deberán usar menos calor y los cabellos más gruesos más temperatura.

Una vez ajustada la temperatura, selecciona un mechón pequeño y comienza a pasar la plancha. Para un máximo cuidado, fija la plancha cerca de la raíz y desplázala hacia abajo con rapidez. Repite estos pasos hasta completar el proceso.

Nunca dejes la plancha pegada al pelo más tiempo del necesario, de lo contrario podrías quemarlo. Además, si observas que alguna zona necesita hidratación o se ve con encrespamiento, puedes aplicar un poco más de protector térmico.

Ajusta la temperatura de la plancha

3. Aplica un producto hidratante

Para finalizar, aplica un aceite para hidratar el cabello y mantener el peinado fijado por más tiempo. Distribúyelo de manera uniforme en el cabello, especialmente de medios a puntas. Evita aplicarlos antes de pasar la plancha, porque correrás el riesgo de romper la fibra capilar.

Además, asegúrate de elegir un producto de calidad y apropiado para tu tipo de pelo. Si lo prefieres, puedes aplicar un poco de laca para fijar el peinado y listo.

Consejo: si quieres que tu alisado permanezca por más tiempo, envuelve tu pelo en una tela de seda o satén mientras estés en casa. Así evitarás que el sudor reactive tus rizos naturales.

Ahora que tienes claro cómo alisar el pelo rizado, todo lo que necesitas es contar con las herramientas adecuadas y aplicar estos consejos. Si lo haces de seguro lucirás una melena lisa y perfecta.

Acerca de la autora

alejandra

Alejandra es una apasionada del cuidado del cabello femenino. Lleva más de 5 años probando todo tipo de productos y rutinas y estando al día de todas las novedades del sector. En este blog comparte todo su conocimiento y pasión para ayudar a mujeres que, como ella, desean tener un pelo bonito, sano y fuerte.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *