Las compras realizadas a través de los enlaces podrían reportarnos comisiones por publicidad. ¿Por qué confiar?

Cómo lavar el pelo graso correctamente para que esté limpio más tiempo

Alejandra perfil

Si pudiéramos elegir entre pelo graso o pelo seco, estoy segura de que la mayoría de nosotros iría de cabeza hacia la segunda opción.

Porque si hay un terror capilar para las mujeres, en cuanto a tipo de cabello se refiere, ese probablemente sea tener el cabello graso.

El exceso de secreción sebácea del cuero cabelludo puede generar que, aún y lavándote el cabello cada día, éste nunca se vea 100% limpio y suelto. Y ahí empieza la pesadilla del cabello graso: cuanto más sucio lo ves, más necesidad tienes de lavarlo.

Pero, ¿realmente crees que la solución para el cabello graso está en aumentar la frecuencia de lavado?

Quizá no…

Es por ello que en este artículo las chicas del equipo hemos recopilado toda nuestra experiencia en el cuidado del cabello para traerte la guía más completa sobre cómo lavar el pelo graso para que éste se vea limpio, manejable y suelto.

Rutina paso a paso para lavar el cabello graso correctamente

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de lavar el pelo graso es que no por lavarlo más veces, estará más limpio. Es decir, la clave no está en lavarlo cada día sino en la manera cómo lo laves.

1. Cepilla tu cabello antes del lavado

Rutina paso a paso para lavar el cabello graso correctamente

Con el cepillado previo al lavado no solo eliminarás los posibles nudos y enredos que puedan haber en tu cabello, sino también el exceso de suciedad, productos de styling y demás partículas que se hayan podido acumular en él.

2. Escoge un champú específico para cabello graso

La primera norma para cuidar cualquier tipo de cabello es usar productos específicos a cada cual.

Por lo que, si tu cabello es graso, el primer paso importante es elegir un champú específicamente formulado para pelo graso.

Los productos para cabellos grasos están formulados para regular el exceso de sebo del cuero cabelludo y reequilibrar el pH de la piel. Por esta razón, se presentan en fórmulas ligeras y refrescantes que no aporten peso al cabello y limpien en profundidad.

En cuanto a la fórmula, fíjate que incluya ingredientes astringente y reguladores del sebo como el jengibre, el romero, el tomillo, la menta, el té verde, el romero, los cítricos como el limón o el aceite de árbol de té, pues destacan por sus grandes propiedades purificantes.

3. Cómo lavar el pelo graso con agua tibia

lavar el cabello graso correctamente con agua tibia

¡Olvídate completamente de lavar tu cabello con agua caliente!

El agua caliente agrava todavía más la secreción excesiva de sebo, aumentando la producción de grasa del cuero cabelludo.

Por el contrario, el agua tibia o fría (si puedes soportarla) te ayudará a estimular la circulación sanguínea del cuero cabelludo.

De este modo, éste generará menos producción sebácea y, a la vez, te ayudará a cerrar la cutícula, evitando que la suciedad y el exceso de sebo penetren en la fibra capilar.

4. Masajea bien durante el lavado

Para eliminar al 100% la grasa, suciedad y restos acumulados en el cabello graso es fundamental que masajees el cuero cabelludo durante el lavado.

Hazlo siempre suavemente con las yemas de los dedos y nunca rascando con las uñas.

El masaje capilar durante el lavado estimulará la circulación sanguínea del cuero cabelludo, regulando la producción sebácea.

Realiza el masaje durante unos 3 minutos con movimientos circulares, sin olvidarte las zonas de la nuca y detrás de las orejas.

5. Regula la cantidad de acondicionador y mascarilla

Regula la cantidad de acondicionador y mascarilla para cabello graso

Al fin y al cabo la razón de ser de los acondicionadores y la mascarilla son hidratar el cabello.

Por lo que son fundamentales en los cabellos deshidratados pero hay que tener cuidado cuando su uso es en cabellos grasos.

No digo que debas prescindir de ellos (que un cabello sea graso no significa que no necesite hidratación) pero sí debes tener en cuenta algunos aspectos.

  1. En primer lugar, elige fórmulas específicas para pelo graso, del mismo modo que con el champú.
  2. En segundo lugar, aplícalos siempre solo de medios a puntas, si aplicas estos productos en las raíces empeorará el exceso de producción de grasa.

6. No te excedas con la cantidad de producto

Este es un punto clave para lavar el cabello graso y obtener los mejores resultados. Controla la cantidad de producto que usas.

  • Para el champú, la cantidad del tamaño de una nuez, es suficiente para lavar el conjunto de tu melena. Puedes adaptar más o menos esta cantidad dependiendo de la largura de tu melena.
  • En cuanto al acondicionador, con una cantidad del tamaño de un huevo pequeño es suficiente para repartir de medios a puntas, evitando siempre las raíces.

7. No lo laves cada día

Lavar el pelo graso cada día, lejos de combatir la grasitud y la apariencia aceitoso, hará precisamente el efecto contrario.

Consejo: los lavados demasiado frecuentes empeorarán la sobreproducción de sebo, haciendo que tu cabello graso tenga un aspecto cada vez más grasiento.

8. Exfolia el cuero cabelludo

Exfolia el cuero cabelludo del cabello graso

¡Sí, el cuero cabelludo es piel y también puede exfoliarse!

De hecho, es fundamental hacerlo de vez en cuando si tu cabello es graso.

La exfoliación es el paso que te ayudará a mantener tu pelo limpio más tiempo, a regular la aparición de grasa y eliminará los residuos de células muertas y suciedad acumulados en el cuero cabelludo.

Tips extra para mantener el cabello graso más tiempo limpio

Además de adoptar unas medidas durante el lavado del cabello, en el cuidado del cabello graso también existen otros aspectos muy interesantes para poner en práctica, que te ayudarán a mejorar el aspecto de tu cabello graso.

Evita los sulfatos en tu champú

Los sulfatos son tensioactivos detergentes que suelen incluir los champús tradicionales y que se encargan de limpiar el cabello en profundidad.

El problema de los sulfatos es que no solo eliminan la suciedad, sino que también arrastran los aceites naturales presentes en la capa natural de hidratación del cuero cabelludo.

Y precisamente esta obliga a las glándulas sebáceas a producir más sebo, ya que el cuero cabelludo interpreta que se elimina la capa que ha había fabricado.

Tips extra para mantener el cabello graso más tiempo limpio

Por eso, la clave es hacerte con un champú específico para pelo graso sin sulfatos que limpie tu cabello suavemente y que, a la vez, respete la naturaleza del cuero cabelludo, recuperando su equilibrio.

Si lo necesitas, recurre al champú en seco

Ya sabes que una de las normas del lavado del pelo graso es evitar lavarlo cada día, algo que no hará más que aumentar el problema.

Si crees que tu cabello no aguanta limpio de un día para otro y necesitas una ayuda extra, prueba a usar el champú en seco.

Es perfecto para aplicarlo en las raíces y absorber el exceso de sebo generado, algo que te permite espaciar mejor los lavados.

Eso sí, tampoco abuses de él.

En cueros cabelludos sensibles, éste producto podría deshidratar la piel y aumentar el problema o hacer que aparezcan otros frentes, como la caspa.

Equilibra con aceites vegetales y remedios naturales

Equilibra el cabello graso con aceites vegetales y remedios naturales

Los aceites esenciales son pequeñas joyas de la naturaleza de potente acción que, en muchas ocasiones, pueden serte de gran ayuda para equilibrar el exceso de sebo del pelo graso.

Aceites como el aceite esencial de árbol de té, de menta, de romero o de manzanilla tiene capacidades reguladoras del sebo y antisépticas que limpian en profundidad los folículos capilares.

Si te animas a usarlos, solo debes añadir 2 gotas del aceite esencial que elijas en tu champú.

Del mismo modo que están los aceites esenciales, existen también otros remedios naturales para regular la grasa excesiva del cuero cabelludo, como por ejemplo el vinagre de manzana o el aloe vera.

Y por lo que hemos podido probar, te aseguro que el vinagre de manzana puede reducir el aspecto aceitoso del pelo y hasta prevenir otros problemas, como la caspa.

Para usarlo, solo necesitas:

  • Diluir 2 cucharadas de vinagre de manzana en 2 litros de agua.
  • Aplica la mezcla en el conjunto del cabello húmedo, antes de lavarlo con champú.
  • Deja actuar unos minutos y luego lava el cabello como lo haces normalmente.

Para ver resultados, lo ideal es que realices este proceso de 2 a 3 veces a la semana.

Acondicionador sí, pero con cuidado

Acondicionador para cabello graso sí, pero con cuidado

El acondicionador, como ya te he dicho anteriormente en la rutina de lavado, no está reñido con el pelo graso.

Pero siempre debes regular su uso y la cantidad de producto, para evitar sobrecargar el pelo.

Evita productos de styling con siliconas

Del mismo modo que es aconsejable evitar los sulfatos a toda costa, en la medida que puedas evita también las siliconas. Sobre todo de los productos de styling, que son los que dejan más residuo en el cabello.

Aunque un producto con siliconas te parezca que deja un acabado suave y brillante al cabello, en realidad esa hidratación es falsa, puesto que lo que estás haciendo es acumular las siliconas en el conjunto de tu melena.

Eso conlleva que el cabello todavía se te ensucie más rápido.

Así que, despídete de lacas, geles, espumas y demás productos de peinado con siliconas. Tu cabello se mantendrá limpio durante más tiempo.

Evitar el cepillado entre lavados

El cepillado excesivo no es el mejor amigo del cabello graso.

Y es que con la fricción del cepillado lo único que consigues es arrastrar las partículas de grasa, el sudor y la suciedad hacia la cutícula del cabello, de manera que éste se percibe más sucio.

Así que ya sabes: si quieres mantener la oleosidad bajo control, controla el cepillado.

Evita el cepillado entre lavados para el cabelllo graso

El cepillado, mejor por la noche

El cabello graso, preferiblemente, es mejor cepillarlo una vez al día y por la noche.

Así estimularás la circulación sanguínea del cuero cabelludo, lo que ayudará a regular la producción excesiva de sebo.

¡Eso sí!

No te olvides de limpiar tu cepillo de forma habitual con agua tibia, de manera de que elimines todos los restos adheridos de sebo, suciedad, pelitos y productos de styling.

Si cepillas el cabello con un cepillo sucio, ensuciarás más el pelo y lo único que harás es agravar el aspecto aceitoso.

No toques constantemente el cabello

Si eres de las que está todo el día con mechones de pelo en las manos, ya puedes empezar a mentalizarte para dejar de hacerlo.

Tocarte el cabello constantemente solo hace que todas las partículas y bacterias que se acumulan en las manos pasen directamente a tu melena, ensuciándola aún más.

Además, cuánto más pasas las manos por el cabello estás repartiendo todo el exceso de sebo por todo el cabello, lo que aumenta el aspecto graso.

Realiza un tratamiento détox de vez en cuando

Realiza un tratamiento détox para cabello graso de vez en cuando

En el cabello graso es muy común que se acumulen, además de sebo y grasa, restos de productos, suciedad, etc.

Para mantener a raya este problema, te recomiendo 100% que realices un tratamiento détox de 2 a 4 veces al mes con un champú clafiricante para eliminar cualquier residuo acumulado en tu melena y que ésta esté lo más saludable posible.

Preguntas frecuentes

¿Cuántas veces a la semana es recomendable lavar el pelo graso?

Depende del exceso de grasa de cada cabello, pero lo recomendable es lavarlo como máximo 2 veces a la semana. Si al principio notas que se ensucia mucho entre lavado y lavado es cuando puedes recurrir al champú en seco.

Cuando tu cuero cabelludo comience a regular el exceso de sebo notarás cómo ya no sientes tanta necesidad de lavarlo a diario.

Si tengo el pelo graso y las puntas secas, ¿qué champú debo elegir?

Tener el pelo graso y las puntas secas es muy común. La grasa se genera en el cuero cabelludo, por lo que suele acumularse más en las raíces.

Además, de medios a puntas es la zona donde solemos utilizar más herramientas de peinado que resecan el cabello.

Para lavar este tipo de pelo graso lo mejor es elegir una champú de textura ligera y neutra específico para cabellos grasos. Mejor si es libre de sulfatos y siliconas, y que contenga ingredientes astringentes naturales como la menta o el romero.

¿Por qué unos cabellos son más grasos que otros?

Cada organismo es diferente y la cantidad de producción sebácea en cada cabello graso depende de factores inherentes a cada caso, como factores genéticos, el estrés, la edad, la etapa de la vida, el sexo o factores ambientales.

Acerca de la autora

alejandra

Alejandra es una apasionada del cuidado del cabello femenino. Lleva más de 5 años probando todo tipo de productos y rutinas y estando al día de todas las novedades del sector. En este blog comparte todo su conocimiento y pasión para ayudar a mujeres que, como ella, desean tener un pelo bonito, sano y fuerte.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *