Las compras realizadas a través de los enlaces podrían reportarnos comisiones por publicidad. ¿Por qué confiar?

Cómo cuidar el pelo – 17 trucos de expertos para el cabello

Alejandra perfil

Tener un pelo sano, brillante, sin puntas abiertas, con volumen y nada encrespado; el sueño de un cabello perfecto.

Parece imposible, pero no lo es en absoluto.

Tener un pelo cuidado y sano es más sencillo de lo que puede parecer a priori, pero es verdad que necesitas ser disciplinada y poner en práctica algunos trucos que te ayudarán a que tu pelo luzca increíblemente bonito.

Sabemos lo bien que te sientes cuando llevas el pelo arreglado. Cuando sientes que está sano, sube el autoestima y nos sentimos más seguras de nosotras mismas.

He querido recopilar en este artículo unos sencillos trucos que todos los especialistas en cuidado capilar ponen en práctica para que así tú también puedas empezar a cuidar tu pelo y presumir de melena.

17 consejos para cuidar correctamente el cabello

1. La importancia del cepillado

Cepillar el pelo es uno de los principales hábitos en el cuidado del pelo que debes de poner en práctica. No solo cuando te lo has lavado. El cabello debe cepillarse también antes de lavarlo. De esta manera evitas que se enrede estando mojado, mejoras la penetración del champú y acondicionador y además estará menos enredado cuando vayas a secarlo.

Además, cepillándolo antes de dormir, entre 10 y 20 pasadas, eliminas los restos que quedan en el pelo durante el día, exfolias el cabello, mejoras la circulación sanguínea de los vasos capilares y aportas brillo.

Es una buena práctica para incorporar a tu rutina de cuidados nocturnos.

La importancia del cepillado

2. Cuidados durante el lavado

Cuidado con la temperatura del agua. Es por todas conocidas el consejo de hacer el último aclarado con agua fría, pero debes tener muy en cuenta también la temperatura de esta durante todo el lavado. El agua caliente daña el pelo, por ello, lávalo con agua tibia. Activa la circulación y ayuda a cerrar las puntas.

A la hora de aplicar el champú, no frotes. No por más frotar vas a lavar mejor. El acto de frotar es una vieja creencia y lo único que consigues es activar las glándulas sebáceas y crear más grasa. La forma correcta de lavar el cabello es aplicando el champú de las puntas hacia el cuero cabelludo.

Cuidados durante el lavado

3. Utilizar el peine correcto

Después del lavado es el momento en que nuestro cabello es más frágil y donde habitualmente acostumbramos a desenredar con más ímpetu. ¡Error!

Es aconsejable hacerlo con un peine de púas gruesas y redondeadas que no dañe. Desenredar primero las puntas y después pasar al resto del cabello.

Consejo: Utiliza cepillos de cerdas naturales y solo cuando tengas el pelo seco. En el cepillado de la noche es el mejor momento para utilizarlo.

4. La importancia de un buen champú

Elegir el champú correcto es fundamental. No solo el champú que vaya acorde a tu edad porque, sí, también existen champús en función de la edad, ya que el pelo, como nosotros, envejece. También en función de la época del año.

El pelo no se enfrenta a los mismos factores externos en verano que en invierno, y es por este motivo que debes buscar el champú según a lo que esté expuesto tu cabello.

Nota importante

Otra falsa creencia es la de no usar el mismo champú durante mucho tiempo ya que el cabello “se acostumbra”. Esto es un falso mito. El cabello no tiene memoria ni receptores, por eso no nos duele cuando lo cortamos y por lo tanto no se puede “acostumbrar”.

Si encuentras un champú que te gusta y funciona no tienes por qué cambiarlo.

Perfecthair
Perfect Hair
Equipo editorial

5. Conoce tu tipo de pelo

¿Cómo conocer qué tipo de champú es el mejor para tu tipo de cabello? Abre el cabello y observa el color del cuero cabelludo, si es rosado es que está sano, por lo que podrás utilizar cualquier tipo de champú o mascarilla.

Si es de color grisáceo es síntoma de cabello seco y falta de circulación sanguínea. Si el color es amarillento es síntoma de un pelo graso. Con este truco podrás elegir el champú que mejor se adapta a ti y a tus características concretas.

Conoce tu tipo de pelo

6. El uso de la mascarilla

Ya conoces, o deberías, la importancia de aplicarse una mascarilla entre dos y tres veces por semana. Pero igual de importante es aplicarla como hacerlo correctamente.

Lo mejor es que te tomes tu tiempo y la dejes actuar entre 10 y 20 minutos. Puedes aplicarla cuando estés fuera de la ducha con el cabello húmedo.

¿Un truco? Déjala actuar envuelta en una toalla templada o en film transparente. Aumentarás el efecto hidratante. En verano no te la aclares del todo si vas a ir a la playa o a la piscina, pues actúa como barrera protectora frente al cloro y la sal.

El uso de la mascarilla

7. Secador profesional e iónico

Mi primer consejo es que dejes secar el pelo “al aire” siempre que puedas. Pero si tienes que usar el secador con frecuencia elige siempre uno con que sea profesional e iónico.

Los mejores secadores y más potentes reducen el tiempo de secado, por lo que expondrán el cabello al calor durante menos tiempo.

Los secadores iónicos descomponen las moléculas de agua y las convierten en micropartículas que hidratan el pelo. También evitan el encrespamiento y tienen acción bactericida. Un secador iónico es uno de los mejores tratamientos de cuidado para tu pelo.

8. Tratamientos reparadores

Los aceites reparadores son MARAVILLOSOS. Sobre todo, si utilizas mucho el secador o la plancha de pelo y después de las vacaciones de verano. Son esenciales para reparar el cabello roto y con poco brillo.

Nota importante

Aplícalo dos veces por semana, mechón por mechón, y déjalo actuar contra más tiempo mejor. Como mínimo tiene que estar 20 minutos, pero también puedes aplicarlo por la noche, ir a dormir y lavarte el pelo por la mañana. El efecto es WOW.

Perfecthair
Perfect Hair
Equipo editorial

9. Proteína marinas

Las proteínas marinas ayudan al crecimiento del cabello y reducen la caída. Mantén una dieta rica en pescado y toma pescado azul al menos dos veces a la semana. Pero si crees que tu ingesta de pescado no es la suficiente puedes tomar un complemento que te aporte este tipo de proteínas.

10. Una buena alimentación

Igualmente, las proteínas animales son importantes para la salud del pelo y la formación de queratina. Ten cuidado cuando realices dietas y sobre todo si llevas una alimentación poco equilibrada, es algo que indudablemente interviene negativamente en la salud de tu cabello.

Es imprescindible el consumo de proteínas para nuestra salud, pero también para la de nuestro cabello. Huevos, leche, queso, carne así como las proteínas vegetales presente en las legumbres y los frutos rojos.

Una buena alimentación

11. Pelo quebradizo

Si se te rompe mucho el pelo, para de desenredarlo en mojado.

Aplica la mascarilla como te he comentado anteriormente y desenreda con los dedos. Ten paciencia y hazlo mechón a mechón. Después puedes terminar de desenredarlo con un peine de púa ancha cuando esté húmedo.

12. La almohada importa

Este es uno de los mejores trucos que aprendí hace tiempo. ¿Quieres levantarte prácticamente peinada y con el pelo sin encrespamiento? Utiliza una funda de almohada de satén. Parece extraño, pero el resultado es increíble.

Dormir con almohada de satén

13. Cuida tus canas

Las canas son símbolo de envejecimiento capilar. Aparecen cuando disminuye la pigmentación de nuestro cabello. Es un proceso irreversible, lamento decirlo, pero sí que puedes cuidarlas utilizando tintes sin amoniaco, sin fragancias y con ingredientes naturales.

Además de cuidar las canas, el resto del cabello también te lo agradecerá.

14. El calor, tu peor enemigo

Constantemente exponemos el pelo a fuentes de calor. El sol, secadores, planchas, rizadores; utiliza siempre en la medida de lo posible un producto protector.

Consejo: Existen espumas o sprays que protegen durante todo el día y que son muy sencillos de utilizar.

15. Lavar el pelo todos los días

Otro falso mito es el que dice que el pelo se estropea si se lava todos los días. Si nos lavamos las manos, los dientes o la cara todos los días ¿por qué no también el pelo?

El cabello está expuesto constantemente al polvo, el humo, la contaminación y puede lavarse a diario sin ningún miedo. Ahora bien, si no quieres abusar y prefieres espaciar los lavados porque te supone mucho tiempo, tampoco pasa nada.

Nota importante

Simplemente asegúrate de utilizar buenos productos. Ayudarán a que el cabello dure más tiempo limpio, se enrede menos y tengas menos encrespamiento.

Perfecthair
Perfect Hair
Equipo editorial

16. Cortar con frecuencia

Cuando tenemos las puntas abiertas el pelo actúa como una cremallera y el daño acaba extendiéndose por el resto del pelo. Es recomendable cortar cada 6-8 semanas, aunque solo sea un poco, y que lo haga un profesional.

Las tijeras tienen que ser profesionales, pues si lo hacemos en casa con unas tijeras normales, el corte no será limpio y se dañará de igual forma.

Esto permite oxigenar el cabello y que respire en pro de mantener el buen estado y salud del mismo.

Cortar el cabello con frecuencia

17. Las prisas no son buenas

Es conocido que el estrés influye en la caída y el deterioro del cabello. Pero de igual forma cuando no tienes “tiempo suficiente” para dedicarle al cabello es porque no lo estás cuidando bien.

Tómate el tiempo necesario, aprovecha esos momentos de mimo para dedicarlos a ti misma y que el tiempo de cuidado del pelo también sea un tiempo en el que estés tranquila.

Puedes ponerte música, relajarte y aprovechar esos minutos para ti.

Mimando tu pelo conseguirás que esté más sano pero también es un tiempo de calidad para ti misma que el resto del cuerpo seguro notará.

Acerca de la autora

alejandra

Alejandra es una apasionada del cuidado del cabello femenino. Lleva más de 5 años probando todo tipo de productos y rutinas y estando al día de todas las novedades del sector. En este blog comparte todo su conocimiento y pasión para ayudar a mujeres que, como ella, desean tener un pelo bonito, sano y fuerte.

Sigue leyendo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *